Asma y Espirometrías

Diagnóstico de Asma
 

El Asma bronquial es una condición médica bastante frecuente que en años recientes se ha descubierto  tiene distintas formas de expresión y distintos orígenes también. Afecta mas a niños de distintas edades, pero puede aparecer o persistir en la edad adulta y suele ser mas severa. De forma general se menciona que es una enfermedad crónica inflamatoria de las vías aéreas que produce dificultad respiratoria debido a obstrucción bronquial reversible ocacionada por 3 fenómenos: contracción del musculo bronquial que rodea a los bronquios, hinchazón de la mucosa de los bronquios y acumulación de moco que suele ser espeso en el interior de los bronquios. Estos fenómenos ocurren por diferentes causas, siendo las alergias una de las mas importantes, principalmente en la niñez. Se manifiesta en los pacientes con falta de aire por dificultad al respirar, se escuchan ruidos tipo silbido, pito o chillido principalmente al momento de sacar el aire, hay tos que puede ser algo seca pero mas comunmente es con flema que al  sacarla es espesa y tiene algún color. Para determinar que las personas están teniendo dificultad para respirar se puede observar que la respiración es rápida, al igual que los latidos del corazón; se escuchan los ruidos sibilantes ya descritos aunque si el ataque es muy fuerte ya no se escucha nada. Además podemos ver que ocurre un hundimiento entre las costillas de los lados, el abdomen se eleva al respirar y puede hundirse el area justo abajo de la garganta. En casos mas severos se observa que el color de los labios es color azulado o morado al igual que las uñas, lo que indica que debe buscarse ayuda de inmediato. También son señales peligrosas cuando el paciente se observa muy cansado y se queja al respirar o cuando ya parece no estar bien su estado de conciencia. Hallazgos no severos y sugestivos de asma son tos al correr o al hacer ejercicio, tos nocturna con silbido, tos muy prolongada luego de un resfriado común.Existen varios desencadenantes de asma, siendo los mas comunes el resfriado producido por virus, olores fuertes como los de pinturas y barnices, insecticidas, humo, polvora, aire muy frío y el ejercicio intenso.Como el asma bronquial es una enfermedad que afecta mucho la calidad de vida, es importante iniciar un tratamiento controlador adecuado, saber como tratar una crisis en casa y determinar que causa la enfermedad realizando pruebas de alergia, lo cual hacemos en centros como el nuestro .El asma en Guatemala es bastante frecuente, principalmente el asma infantil que como mencioné puede ser alérgica. El asma bronquial en Guatemala en el paciente adulto tiene diferenetes orígenes y un porcentaje es de origen alérgico pero en un buen número de casos no se puede detectar causa alérgica y es necesario hacer otros exámenes. La información presentada es dirigida a paciente y no a médicos, es una información muy general y debe ser complementada con diversas pruebas diagnósticas por un médico especialista.En el Instituto de Alergia, Asma y Enfermedades Respiratorias en Guatemala, contamos con muchos métodos que ayudan a un buen diágnostico de las causas del Asma para un tratamiento dirigido y específico.

 

 
Prueba de Función Pulmonar (Espirometría)

Este servicio se incluye en el de Diagnóstico de Asma, pues es el método diagnóstico no invasivo que nos confirma la obstrucción bronquial y su reversibilidad con broncodilatadores, fundamental para el confirmar o descartar el Asma Bronquial; la espirometría puede solicitarse de forma aislada y es de gran utilidad para demostrar el buen funcionamiento broncopulmonar en pacientes que deben someterse a cirugía con anestecia general, por lo que en muchos lugares es un estudio preoperatorio obligatorio. También ayuda mucho en el  diagnóstico de muchas otras enfermedad pulmonares y bronquiales.

La espirometría forzada registra el máximo volumen de aire que un paciente es capaz de movilizar tras realizar una máxima inspiración de aire, hasta una expulsión total de este aire, para medir el volumen de aire eliminado y el tiempo que se ha tardado en expulsar.

 

Cómo se realiza la prueba

La prueba de espirometría comienza con sentar al paciente junto al espirómetro para posteriormente administrar una boquilla, que está conectada al aparato de espirometría, a través del cual el paciente respirará inicialmente con normalidad. Es importante que el ambiente sea tranquilo. Posteriormente el personal sanitario la indicará que debe tomar la mayor cantidad de aire posible para llenar al completo sus pulmones. Cuando el personal se lo indique, debe expulsar dicho aire almacenado en los pulmones de la forma más rápida posible, hasta que no le quede absolutamente nada de aire en los pulmones. El ordenador del espirómetro registra los volúmenes y flujos espiratorios y los interpreta según una gráfica. Este ciclo se debe realizar entre 3 y 8 veces hasta que las gráficas y los datos obtenidos sean lo óptimos par una correcta interpretación pos su médico. Para ello el equipo sanitario debe valorar si los registros obtenidos cumplen criterios de aceptabilidad. En general la prueba se considera técnicamente satisfactoria cuando en tres curvas correctas la diferencia entre al menos 2 de ellas es menor del 5% o 100 ml.

En el caso de realizar una prueba de broncodilatación se deben administrar 2 – 4 inhalaciones de un broncodilatador como el salbutamol o terbutalina, y, tras esperar unos 20 minutos, volver a realizar la prueba para así poder ser comparada por su médico con la previamente realizada.

 

Preparación para el examen

El paciente debe ser informado previamente de la necesidad de la prueba y lo que se espera de ella. No deberá fumar ni tomar alimentos con cafeína o té en las horas previas a realizar la prueba. El paciente no debe de usar, a menos que su médico se lo indique, broncodilatadores en al menos 8 horas previas a la prueba en caso de broncodilatadores de corta duración como el salbutamol y la terbutalina, y de 12 a 24 horas previas en caso de broncodilatadores de acción más prolongada. Esto debe ser explicado de una forma más concreta por el personal sanitario dependiendo de la medicación que tome el paciente. El resto de medicación no tiene porqué ser suspendida a menos que sea indicado por su médico. Se recomienda no comer en las 4 horas previas a la prueba.

El paciente debe evitar llevar ropa ajustada, y, si es posible, aflojar la ropa que lleve puesta, para así poder realizar la prueba de una forma más cómoda.

Normalmente se le colocará una pinza en la nariz para que no se escape aire por ésta y todo el flujo salga por la boca.

 

Lo que se siente durante la prueba

Puede resultar algo agotador, incluso en ocasiones puede notar algo de mareo en relación con el esfuerzo de la espiración. El personal sanitario muy frecuentemente anima de una forma enérgica al paciente para estimularle a espirar de la forma más enérgica y a la vez lo más correctamente posible.

 

Razones por las que se realiza la prueba

La espirometría puede ser necesaria realizarla para establecer diagnósticos en relación con algunos síntomas como la fatiga respiratoria, pitos audibles durante la respiración, tos, dolor de tórax, etc.

A veces su médico pedirá la prueba para medir el impacto de una enfermedad pulmonar que ya padece, o, en ocasiones, para valorar la función espiratoria en pacientes con alto riesgo, como en el caso de fumadores o trabajadores con sustancias que causan problemas pulmonares. Otras veces sirve para valorar el resultado de algunos tratamientos sobre su problema respiratorio y realizar por tanto un seguimiento.

A veces se usa la espirometría para valorar el riesgo de la anestesia antes de una operación quirúrgica.

Algunos deportistas se someten a esta prueba para valorar su capacidad respiratoria.

Clínica de Alergias, Asma y Enfermedades Respiratorias

Blv. Vista Hermosa 25-19 zona 15

Edificio Multimédica, Clinica 803

Guatemala, Guatemala

  • Facebook Basic Black
Para Emergencias fuera de horario de atención Llame al 22323232, 1700

© 2016 Clínica de Alergias, Asma y Enfermedades Respiratorias. Creada con Wix.com